Trilogía política, economía y sociedad, un equilibrio fundamental para la supervivencia

16 julio 2010 en Reflexiones por Carolina Velasco

En teoría económica se estudia la vertiente social de la economía como un conjunto de sentimientos, creencias, valores, necesidades, pautas de comportamiento y expectativas de las sociedades. La política por su parte, es todas las medidas que se ponen en marcha a fin de lograr liderar a un colectivo de personas que permitan gracias a la aceptación de dichas medidas, aportar respaldo y respeto hacia un objetivo.
Estrategias y recursos en pos de la consecución de objetivos destinados a la consecución de la aceptación social.

Social vs. Político

Contrariamente a lo que se debiera, se sitúa a la política por encima de lo social, olvidando de esta forma que lo social forma parte intrínseca de la naturaleza del ser humano. La dinámica social obedece a leyes humanas en las que la relación entre la economía y la sociología son en sí mismas lo que dan sentido a la política.

Discurso politico Sebastian Piñera

Es por este motivo que, de forma errónea, los líderes políticos olvidan que la no respuesta a las expectativas sociales, supondrán un rechazo que –antes o después- supondrán el final de dicho proyecto político.

Trilogía política, economía y sociedad

La sociedad, por lo tanto, no es un concepto, ni un conjunto, es un ente vivo con capacidad de respuesta, siempre ante cualquier amenaza de lo que se conoce como el bienestar.

Si nos retrotraemos más allá de los límites físicos, podemos establecer que los soportes que contienen los límites sociales, responden a expectativas económicas en su más pura esencia que deben ser proporcionadas, fomentadas y alimentadas, a través de las decisiones políticas adoptadas.

Si la trilogía no se encuentra en equilibrio, las expectativas no satisfechas y la pérdida constante de calidad de vida, derivarán en disconformidad, individual y –de forma progresiva- colectiva, lo que llevará inevitablemente a la necesidad de un cambio, drástico, estructural e histórico que de paso a un nuevo ciclo.

Esta es la situación en la que se encuentran las distintas economías que integran el planeta, la perdida constante y progresiva de calidad de vida provocada por un agotamiento de los recursos y el mantenimiento sustentado de políticas ineficaces que han supuesto una férrea defensa del capital basado en la especulación y el enriquecimiento sin límite, han derivado en sociedades acorraladas que reclaman un cambio drástico e histórico.

sociedad-revuelta

Históricamente nos hemos enfrentado a una ruptura de la jerarquía establecida entre lo social y lo político que ha dado como resultado el fin de la subordinación a través de la evolución logrando modificaciones culturales, sociales , económicas y políticas, como la abolición de la esclavitud, la liberación de la mujer, la erradicación de tragedias como las vividas en la época de las Guerras Mundiales y, lo que es más importante, la asimilación de una enseñanza inolvidable que –es de esperar- nos lleve a ser capaces de no permitir que la historia se repita en según que conceptos.

Gobernar o liderar no puede confundirse con la vulneración de los derechos legítimos, constitucionales, humanos, jurídicos y adquiridos, ya que olvidarse de estas vertientes lleva a la deslegitimación moral de los dirigentes y, esta situación, irremediablemente, deriva en revueltas sociales… un escenario al que cada vez nos acercamos más y cuyas probabilidades de éxito, aún en manos de un capitalismo férreo e invencible, están muy lejos de ser garantizadas.

Te gusto este articulo?
Compartelo!