Plus500CY LTD está autorizada y regulada por la Comisión del Mercado de Valores de Chipre (Licencia No. 250/14).
Economía Empresas Internacional

Jaguar Land Rover siente los efectos del Brexit

El fabricante de autos más grande de Gran Bretaña, Jaguar Land Rover, despedirá a mil trabajadores en el mercado local justo mientras se habitúa al Brexit y las pobres ventas que afectan a la marca principal de autos en Britania.

Jaguar Land Rover, que es parte de Tata Motors con matriz en la India, emplea unos cuarenta mil trabajadores en el Reino Unido, produciendo alrededor de medio millón de automóviles por año. Jaguar Land Rover cortará trabajos en su fábrica en Birmingham, donde se hace el Jaguar F-Pace, el Land Rover Discovery y varios modelos de Range Rover.

Se dice que uno de los principales motivos del corte de empleos en Jaguar Land Rover es el marcado decrecimiento en la venta de carros británicos causado por la falta de confianza del consumidor. La gente del Reino Unido ha retrocedido en gastos de magnitud debido a un alza inflacionaria que se ha comido parte de sus ingresos, un efecto colateral del referéndum del Brexit en 2016. Una pronunciada caída en la libra esterlina justo después del referéndum ha causado un alza en los precios de productos importados lo que a su vez ha producido un alza inflacionaria que supera el 3%.

La demanda por carros Jaguar Land Rover en Europa también ha descendido después del escándalo de emisiones de diesel en el que se han visto involucrados varios fabricantes de automóviles en el continente. Representantes de la Jaguar Land Rover apuntaron a la alta caída en demanda de carros de diesel como el factor crucial que los llevó a la decisión de no renovar el contrato de mil empleados.

Distintos gobiernos europeos intentan minimizar la venta de autos de diesel después de las quejas masivas por el daño ambiental causado por dichos motores. Las quejas incluso se han convertido en llamados para prohibir por completo los carros de diesel en ciertas ciudades. Muchos posibles consumidores han decidido esperar por las posibles regulaciones gubernamentales antes de comprar nuevos autos de diesel.

El sector de fabricantes en el Reino Unido emplea alrededor de ochocientos mil trabajadores, pero Brexit se ha convertido en un gran riesgo para la industria. Los fabricantes de autos dependen del intercambio gratis y sin fricciones para obtener partes y vender sin problemas alrededor de las 28 naciones de la Unión Europea.

Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover dijo en una entrevista a Reuters a principio del año que la incertidumbre creada por el Brexit es una dura prueba para su compañía y la industria automotriz en su totalidad, agregando que las inversiones internas son casi inexistentes y cada decisión toma mucho más tiempo. A los fabricantes de autos (no sólo Jaguar Land Rover), les preocupa que Brexit pueda traer consigo nuevas tarifas, impuestos y ralentizaciones de tránsito en la frontera del Reino Unido, por lo que su prioridad es un acuerdo final que no los aísle de su mercado principal, la Unión Europea.

Sobre el autor

Antonio

Comentar

Click aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *