Nueva educación, la ubicuidad se construye en círculos

31 julio 2011 en Actualidad, Destacada por Carolina Velasco

Twitter, la red social basada en el microblogging que sustenta su eficacia en el binomio; Promoción de contenidos- Formación y educación sin límites, ha visto con la puesta en escena de Google+ quien, con cada aplicación, extensión, software, nueva funcionalidad, etc. va camino a consolidarse de forma indiscutible como la Nube, un complemento perfecto para sus indiscutibles utilidades asociadas a la educación social por la que transitamos.

Nueva economía y nueva educación construyéndose a golpe de clic con la interacción en las redes sociales. Combinaciones perfectas de eficiencia al servicio de la innovación y la creatividad.

Una nube donde conformamos un nuevo orden social

Esta afirmación que, seguro puede ser interpretada como un augurio futurista, proviene únicamente del análisis de la realidad actual.

  • ¿Es o no una realidad que se han modificado los hábitos de consumo?
  • ¿Es o no una realidad que la Web móvil y los servicios basados en la geolocalización son hoy, la mano que alimenta a las PYMES y negocios locales?
  • ¿Es o no una realidad que, Internet, aquella plataforma informativa y estática de sus orígenes es hoy, punto de inicio y fin de todas las noticias, sucesos, tendencias?
  • ¿Es o no una realidad que las crisis directamente relacionadas con los recursos necesarios para satisfacer nuestras necesidades físicas, nos sitúa ante una necesidad imperiosa de innovación y creatividad?

La nube tiene como principal objetivo la calidad y la eficiencia, los clásicos y nunca bien ponderados pecados capitales tienen como respuesta la falta de reputación e influencia.

Esas acciones tan nuestras y grabadas a fuego en nuestro mapa genético y que tan bien conocemos; ira, envidia, avaricia, pereza, Soberbia, son las principales razones que sustentan hoy la crisis de confianza y credibilidad por la que transita la vieja economía.

Buscamos por lo tanto, un paso más en nuestra evolución, la que se vincula con el compromiso, la eficiencia y la comunidad, no, la red definitivamente no nos permite establecer un modelo basado en éstas “cualidades”.

El entramado social actual ha dado un salto hacia la nube y la educación es el origen del tipo de civilización que interactúa en la organización.

No en vano, todos, y cada uno de los que de una u otra forma “vivimos en red”, tenemos como objetivo común los requerimientos de aprendizaje constante a los que nos somete la red.

  • La empatía necesaria para las relaciones con las posibles alianzas y sinergias.
  • La imprescindible asimilación de información para crear contenido innovador, la clave de la influencia hoy.
  • La ubicuidad se construye en círculos
  • O sin mucho pensar… la capacidad de aprendizaje y adaptación al cambio que existe en todos nosotros, capaces de continuar con un plan de empresa, con un negocio online, el dinamismo y los aprendizajes constantes que nos exige la Nube Ubicua, nos obliga a reflexionar sobre cómo el entramado actual no hace sino tornar más eficientes los aprendizajes.

Con la llegada de Google+ y sus círculos de eficiencia la educación da un salto más en su proceso de integración y… no es descabellado pensar en una migración definitiva.

Escuela, universidad, grupos de interés, aficiones, trabajos proyectos, hijos, familia… círculos de toda índole que, específicamente focalizados en mantener la conexión y con ella la interacción y la apertura desde lo local a una red única construida por las acciones de cada clic.

La idea de los círculos, claramente inspirada en una de las grandes fortalezas de Twitter, nos lleva a situar al término COMPARTIR como piedra filosofal de la nueva educación.

Las cifras, los menores y las redes sociales

No podemos olvidar que un 35% de los usuarios menores de edad tienen más de un perfil en las redes sociales e interactúa en dos o más de ellas.

La edad media de introducción son los 13 años

Éstos datos, obtenidos del informe “Menores y redes sociales” llevado a cabo por el Foro de Generaciones interactivas y que publica educaweb, nos ayudan a dimensionar el salto cuantitativo que la educación ha dado en la red con la llegada de Google+ y el comienzo del ciclo “ubicuo”.

Éste Informe, pone de manifiesto que la interacción y su naturaleza de generaciones nativas tecnológicamente, las lleva a ver de una forma crítica y objetiva las fortalezas y debilidades así como las amenazas subyacentes, del entramado social.

Y seguimos avanzando, el informe indica que un 70% de los usuarios menores de edad utiliza Internet para realizar las tareas y, un 50% de ellos tiene cuenta en las redes sociales,

Dentro de las redes sociales, los hijos de hogares en los que la tecnología está altamente incorporada a sus hábitos y costumbres, comparten de forma habitual contenidos y muchos de ellos tienen un blog personal…

Muy interesante si lo vinculamos a las oportunidades subyacentes centradas en la exposición de un nuevo “talento” dentro del entramado actual.(Recordemos las últimas acciones de Linkedin en relación a la oferta de empleo y los perfiles de estudiantes)

Nueva educación, rompiendo viejas creencias… adiós a Hobbes

Y si lo analizamos desde la perspectiva de los padres, una generación que en el mejor de los casos somos híbridos, es una realidad que los menores hoy, han realizado una modificación en sus estructuras cerebrales, son nativos tecnológicos, no imaginan sus vidas sin la tecnología, lo que cambia estructuralmente los objetivos perseguidos en los procesos de aprendizaje.

La gran fortaleza del entramado social actual aplicado a la nueva educación, se centra en el rechazo a las teorías del aprendizaje sostenidas por Hobbes, quien consideraba que, eran los intereses materiales los que motivan a las personas.

La llegada de la influencia nos sitúa ante una nueva corriente de opinión a través de la cual, la actividad social despierta el aspecto lúdico y exalta la confianza y la creatividad.

La interacción y actividad social, aumenta la autoestima, es por ese motivo que, la infancia y la adolescencia están claramente marcadas por una necesidad vital de interacción social.

Si extrapolamos este conocimiento del desarrollo de los seres humanos a la forma en la que la nueva apuesta de Google puede optimizar los aprendizajes dentro y fuera de la sala de clases aprovechando la calidad de los vínculos y la eficiencia de los aprendizajes que, un uso responsable de las redes sociales pueden reportar, no es de extrañar que la plataforma se consolide como una muy buena herramienta para padres y profesores.

Y la eficiencia está presente en los círculos y la gestión de los contactos, donde subyace la misma idea fuerza que en Twitter.

Círculos en los que la información que se comparte es diferente, donde las personas que interactúan en ellos únicamente tendrán acceso a la información de sus círculos.

La construcción de un libro en formato PDF con los tweets guardados en favoritos y su promoción en un círculo conformado por alumnos o profesores, es un ejemplo perfecto que nos permite visualizar la eficiencia que subyace en aprovechar los usos de Twitter para la educación con los círculos de Google+ y cómo esta combinación, modifica totalmente los procesos educativos, el rol de los docentes y las habilidades y aptitudes desarrolladas por las nuevas generaciones.

Educación online, la educación de la Web ubicua, que solventando la carencia de la falta de relaciones sociales que suponía la educación tradicional a distancia y aprovechando la eficiencia de la interacción permanente y la puesta a disposición de herramientas constantes, será quien vaya construyendo los distintos actores y variables en torno a las cuales estableceremos un nuevo orden económico, político, social y obviamente… una nueva educación.

Te gusto este articulo?
Compartelo!